¿Por qué fracasan los emprendimientos?

Al comenzar un negocio, es común cometer errores, que sumados pueden provocar el cierre de un emprendimiento. Por lo mismo, es importante conocer de antemano en qué podemos fallar y tratar de evitar caer en esos problemas.

Saber cómo armar tu empresa no es una tarea sencilla. En el camino, muchos emprendedores cometen errores, y tienden a repetirse en la mayoría de los casos. El problema con esto, es que pueden incluso llevar al cierre de la empresa. Por lo mismo, es importante tener muy claro por qué pueden fracasar los emprendimientos.

La razón más habitual es la falta de experiencia en el sector. En los negocios las cosas y los cambios ocurren rápido, y puede que no tengamos tiempo para aprender lo suficiente sobre éste. Por eso, antes emprender debes investigar acerca del mercado en el que te insertarás para definir si tu proyecto es realmente demandado por el público y cuál es la competencia a la que te enfrentarás, así como tu capacidad para enfrentarla.

Otro error que puede provocar que el negocio no surja es la falta de un Plan de negocios. Es necesario conocer, al menos, los datos claves sobre tu proyecto y sobre el sector. Para eso, debes estudiar el mercado, analizar la política de precios, los costes, la rentabilidad, la inversión necesaria y el financiamiento. El plan de negocios te ayudará a entender los puntos clave, evitar errores, hacer proyecciones y sobre todo, a conseguir capital y préstamos para tu empresa.

Ahora bien, tampoco hay que caer en perder demasiado tiempo en elaborar el producto y la estrategia.  Ningún producto será perfecto ni tampoco ninguna estrategia será infalible. Es mucho mejor tomar una decisión analizada, equivocarse y corregir. Aunque debes entrar al mercado con un buen plan y estrategia, si te demoras mucho puede que alguien más implemente tu idea y te gane el negocio.

Por otra parte, es común que muchos emprendimientos empiecen sin el capital suficiente.  Es un error confiarse en el éxito de la empresa para autofinanciarse desde el principio. Sin embargo, es frecuente que las cosas tarden meses o años en generar el capital suficiente.

Lo anterior es especialmente sensible si genera un negocio sin tener mercado suficiente.  La tendencia a buscar un mercado sin competidores lleva al emprendedor a buscar un mercado que no es lo suficiente para comercializar un producto o entregar un servicio. Es muy importante que identifiques a tus potenciales consumidores y asegurar que existe una demanda suficiente para tu oferta.

Al contrario, a veces las fallas se generan por un crecimiento excesivo.  Hay emprendedores que desarrollan tan rápidamente su empresa que termina muriendo gracias a su propio éxito, lo que en la mayoría de los casos se debe a motivos de finanzas. Si a tu empresa le empieza a ir bien, debes desarrollar un plan estratégico y realista de crecimiento sostenido.

En un escenario de alto crecimiento, otro potencial problema surge al rodearse de personas poco eficientes. En ese sentido, no debes tener miedo a contratar a personas mejor capacitadas que tú, debido a que es precisamente ese tipo de empleados el que necesitas para que tu empresa sea exitosa.

Lo importante es confiar en un equipo, pues es un error estar demasiado solo. Una empresa se construye en base al equipo que formas. Al estar rodeado de más gente, puedes apoyarte en el resto y juntos enfrentar los retos y desafíos, así estarás más motivado en sacar adelante tu negocio y a superar los fracasos.

Conoce el Programa para Emprender de SmartPlacement